Es la cosa más difícil que tendrás que hacer en tu vida, y también será la más importante: deja de regalar tu amor a aquellos que no están listos para amarte.

Deja de tener conversaciones difíciles con gente que no está dispuesta a darte su tiempo ni quiere escucharte, que no quiere verte. Deja de aparecer para la gente que es indiferente a tu presencia. Deja de amar a la gente que no está lista para amarte.
Deja de buscar el amor y la aceptación en personas que te abusan, deja así de abusarte a ti misma.
Sé que tu instinto es hacer todo lo que puedas para ganarte las buenas gracias de todos los que puedas, pero también es el impulso que te robará tu tiempo, tu energía y tu cordura…en tu intento de llenarlos y llenarte te quedarás vacía.

Cuando empiezas a aparecer en tu vida completa y completamente, con alegría, interés y compromiso, no todo el mundo va a estar listo para encontrarte allí.
Eso no significa que tengas que cambiar lo que eres. Significa que tienes que dejar ir desde el amor a las personas que no están preparadas para amarte.

Si eres excluida, insultada sutilmente, olvidada o fácilmente ignorada por las personas con las que pasas la mayor parte del tiempo, no te estás haciendo un favor al continuar ofreciéndoles tu energía y tu vida. Obsérvate, escúchate, ¿te olvidas a ti misma? ¿ignoras lo que quieres o eres? ¿Te insultas? Comienza desde ti, de dentro hacia afuera.
La verdad en la vida es que no eres para todos, y todos no son para ti. Eso es lo que lo hace tan especial cuando encuentras a las pocas personas con las que tienes una amistad, amor o relación genuina: sabrás lo precioso que es porque has experimentado lo que no es.

Pero mientras más tiempo pases tratando de forzar a alguien a amarte cuando no son capaces, más tiempo te estarás privando a ti misma de esa misma conexión. Te está esperando. Hay miles de millones de personas en este planeta, y muchas de ellas se van a encontrar contigo a su nivel, con la vibración de donde están, conectarse con donde están yendo.

… Pero cuanto más tiempo te quedes pequeña, metida en la familiaridad de la gente que te usa como un cojín, una opción de segundo plano, un terapeuta y una estratega para su trabajo emocional, más tiempo te mantienes fuera de la comunidad que anhelas.

Tal vez si dejas de aparecer, serás menos querida.
Tal vez te olviden por completo.
Tal vez si dejas de intentarlo, la relación cesará.
Tal vez si dejas de enviar mensajes de texto, tu teléfono permanecerá oscuro durante días y semanas.
Tal vez si dejas de amar a alguien, el amor entre ustedes se disolverá.
Eso no significa que hayas arruinado una relación. Significa que lo único que sostenía una relación era la energía que tú y sólo tú ponías en ella. Eso no es amor. Eso es apego.

La cosa más preciosa e importante que tienes en tu vida es tu energía. No es tu tiempo lo que está limitado, es tu energía. Lo que tu das a cada día es lo que creará más y más en tu vida. A lo que le das tu tiempo, es lo que definirá tu existencia.
Cuando te des cuenta de esto, empezarás a entender por qué estás tan ansiosa cuando pasas tu tiempo con gente que no te conviene, y en trabajos o lugares o ciudades que no te convienen.

Comenzarás a darte cuenta de que lo más importante que puedes hacer por tu vida, por ti misma y por todos los que conoces es proteger tu energía más ferozmente que cualquier otra cosa.
Haz de tu vida un refugio seguro en el que sólo se permita a las personas que puedan cuidar, escuchar y conectarse.

Tu no eres responsable de salvar a la gente.
Tu no eres responsable de convencerlos de que quieren ser salvados.
No es tu trabajo aparecer por la gente y entregarles tu vida, poco a poco, momento a momento, porque te compadeces de ellos, porque te sientes mal, porque “deberías”, porque estás obligada, porque, en la raíz de todo esto, tienes miedo de que no te devuelvan el favor.

Es tu trabajo darte cuenta de que eres la dueña de tu destino, y que estás aceptando el amor que crees que mereces.
Decide que mereces una amistad real, un compromiso verdadero y un amor completo con las personas que están sanas y prósperas. Comienza a darte a ti misma amor real, aceptación, comprensión, compromiso, apoyo, reconocimiento, afecto…
Entonces espera en la oscuridad, sólo por un momento….
… Y mira lo rápido que todo comienza a cambia frente a tus ojos.

 

Gracias por leerme, si te gusta comenta o comparte. Un abrazo hasta donde quiera que estés.

 

Publicado por lilianabeverido

Liliana Beverido nació de Texcoco Estado De México, ella es hija de padres mexicanos y llegó a los Estados Unidos en Julio del 2000. Liliana cursó la carrera de Licenciado Ciencias de la Comunicación en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí. Tomó su primera lección de ballet cuando tenía 4 años y después comenzó a bailar flamenco y ballet folklórico en el Instituto Potosino de Bellas Artes. A temprana edad, ella se enamoró de los ritmos afro-cubanos y la salsa cuando pasaba los veranos en casa de sus abuelos. Su abuelo Carlos Sola era un amante de la música y el baile. El es la influencia más grande en la pasión de Liliana y en su vida. Comenzó a bailar de una manera más profesional cuando ella llega a San Antonio, Texas en el 2008 y conoce a Lee Ríos dueño y director artístico de Semeneya Dance Company. Allí ella comienza sumergirse de lleno en la salsa y comienza a hacer presentaciones con Semeneya SDK Dance Team. En el 2009 ella conoce a su ahora esposo Jason Lozada y con él conoce un nuevo estilo de salsa, New Yorkon2. Liliana comienza a dominar este estilo y a dar clases junto con su ahora esposo. También formó parte de la compañía Jazzy Dance Company, bajo la dirección de Azucena Pérez y Carlos León con quien tomó clases e hizo varias presentaciones. En el 2014 formó parte del proyecto de Collective Essence “Reflections” bajo la dirección de Amanda Cardona y se presentó en el congreso de Salsa de Houston. En el 2011 Liliana tiene a su segundo hijo Gianluca y con toda la felicidad que trae el tener un regalo tan grande como es la llegada de un bebé, ella también sufre de depresión post-parto. Al verse en esta situación y con la lucha interna de tomar antidepresivos y ver alternativas naturales. Ella trata de buscar algo que la ayude a recuperarse a sí misma y encontrar algo que la hiciera feliz. Una vez más, Liliana piensa en el baile, la música, el ejercicio y es así como se enamora de Zumba y decide certificarse. Recibió su primera certificación como maestra de Zumba en Enero del 2012. Tambien se certifica en AquaZumba, Zumba Toning y Zumba Atomic en este mismo año. Desde entonces, Liliana se ha dedicado a dar clases de baile como Salsa, Bachata, y merengue en estudios como Uptown Dance Studio y Esquina Tango. Ella es una de las fundadoras de Austin AllStars, un grupo que promueve el baile dentro de nuestra comunidad. Ella es instructora de Zumba y AquaZumba en el 24 Hour Fitness y por su naturaleza de servicio, ella también ha apoyado a las siguientes organizaciones sin fines de lucro WeViva y American Diabetes Association desde el 2013. Esta maravillosa mujer también tiene una especial vocación para impulsar a las mujeres a sentirse bellas y a desarrollarse interior y exteriormente, por tal motivo, a mediados del 2014 junto con Tiu Ríos y Eva de la Rosa, iniciaron el ambicioso proyecto de Amhiga Hispana. Hoy Liliana es co-fundadora de esta hermosa organización y presta sus servicios como asesora de Amhiga Hispana y Tesorera. “Amhiga Hispana es un compromiso de 100% y tengo que balancear mi vida personal como mujer, como esposa, madre de dos hijos y maestra de baile con las actividades y proyectos de Amhiga Hispana, pero siento que vale la pena hacerlo porque se lo que es en carne propia llegar a un país extraño, enfrentarse a un nuevo idioma, dejar atrás familia, amigos, un hogar y comenzar de nuevo; se lo que es ser madre soltera, y las tribulaciones y satisfacciones que esto conlleva y también sé que hay momentos en la vida que se necesita a una amiga, una guía, un apoyo, una luz en el camino que te de palabras de aliento, que te ayude a aprender cosas nuevas o refuerce algo que ya sabías 'que como mujer eres maravillosa y no hay imposibles para alcanzar la plenitud y la felicidad.' No existen palabras que puedan expresar el agradecimiento tan grande que tengo para con mi cómplice mas grande, mi esposo Jason Lozada, quien cree en mis sueños y camina a mi lado en este sendero de la vida, a mis dos hijos, Carlo por darme sus opiniones y puntos de vista que me ayudan a crecer y mantener los pies sobre la tierra y cuida de su hermano pequeño, Luca, para que su madre pueda desarrollarse y así hacer posible el sueño de ayudar a tantas mujeres hispanas a lograr sus metas y ser plenas en este país de las oportunidades"

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: