Hipnopedia

Quiero compartir con ustedes una técnica que descrita en el libro “Coaching para niños felices” de Patricia Valenzuela y Edmundo Velasco y me pareció verdaderamente fascinante. Yo como coach de Programación Neurolingüística me pareció muy interesante la propuesta de la Hipnopedia que es un método de aprendizaje mientras la persona duerme que ha causado alguna controversia, pero en mi experiencia al practicarlo con mi hijo me ha dado resultados maravillosos, sobre todo en el manejo de emociones negativas las cuales muchas veces siendo tan pequeños ellos no cuentan con las herramientas necesarias para identificarlas y procesarlas.

No puedo dejar de mencionar que como padres muchas veces por más entrenamiento que tengamos hay días difíciles con los chicos y el confirmarles durante el sueño lo que ya afirmamos mientras estaban despiertos causa gran impacto positivo. Por ejemplo si estaba molesta y no hice un buen uso de mis palabras y dije algo que hirió a mi hijo, puedo pedirle una disculpa y explicar que reaccioné y no pensé mis palabras pero que no era mi intención herirlo y que lo amo y además mientras está dormido hablarle con dulzura confirmando esto, mejorando su estado emocional y hasta su auto estima.

Hay ocasiones en que conductas agresivas comienzan a manifestarse en distintas partes: en la escuela, con la familia, con amigos, entre otros. Es fundamental que los acompañemos en ese momento con amor, no con agresividad para comenzar a disminuir este comportamiento y después apoyarnos de la hipnopedia.

Pero ¿Cómo usamos la “hipnopedia”?

En este caso simplemente hablarle a tu hijo mientras éste duerme ya que se produce una comunicación que es directa al inconsciente.

¿Cómo hacerlo?

En el libro nos describen 3 pasos fundamentales para que esta técnica tenga resultados esperados:

1.- Escribe en un papel un propósito que quieres que tu pequeño logre.

2.- Cuando tu hijo ya esté en una fase de sueño MOR (etapa del sueño profundo unas 2 horas después de que se ha dormido) le lees lo que escribiste con voz suave, natural y casi como un susurro. Debes evitar el uso del “no” y el ser. Por ejemplo si quieres que tu hijo deje de jalar el pelo de sus compañeros debes evitar decirle: Mañana no vas a jalarle el pelo a los niños. Nuestro cerebro no reconoce el “no” y lo tomará como una orden directa. Mañana vas a jalarle el pelo a los niños. En este caso lo que yo te recomiendo es que comiences a hablarle dulcemente diciéndole cuanto lo amas, lo importante que es para ti y lo orgullosa que estás de ser su madre. Después le puedes decir, mi amor, mañana jugarás tranquila y felizmente con tus compañeros, sin necesidad de agredirlos y jalarle los cabellos. Te sentirás feliz y orgulloso de llevar una buena relación con tus amiguitos, y terminas diciendo, te amo, estoy aquí para cuidarte y estoy muy orgullosa de ser tu mamá o papá.

Siempre utiliza enunciados positivos.

3.- En una primera etapa debes hablarle o leer entre 5 a 10 minutos por 21 días.

¿Por qué se debe hacer por 21 días? Simple. La regeneración celular se hace en un ciclo de 21 días, entonces las células nacientes en tu hijo vendrán con toda esta carga positiva. El inconsciente escucha 1000 veces más que el consciente. También si tú lo puedes hacer una grabación y dejarlo en volumen bajito.

Aprovecha estos momentos para decirle cuanto lo amas, contarle su historia, de lo feliz que eres al tenerlo contigo, tranquilizarlo frente alguna situación, de cuán orgullosa estás de él y todo lo que quieras decirle.

Pero también puedes ocupar esta técnica para repasar materias, modificar su comportamiento. “Los niños entre los 0 y 7 años, lleva el inconsciente a flor de piel, y logra una comunicación casi directa y efectiva. Sin embargo, puedes hacerlo a cualquier edad, inclusive con un adulto como tú, con tu pareja o tus padres” nos relata el libro.

Lo recomendable es no empezar con demasiados mensajes. 4 se estipula un número y adecuado y es muy importante y fundamental terminar con un mensaje de amor: “Hijo te amo”.

Esta técnica sirve mucho para las personas que les cuesta más expresar sentimientos de cariño y amor hacia el otro. Esta situación puede producir mal entendidos emocionales que se pueden arraigar muy fuertemente, sobre todo en los niños. También si por ejemplo durante el embarazo hubo mucho miedo o situaciones de conflicto puedes hablar con tu hijo o hija de esto y decirle ¨cuando estaba esperándote sucedieron cosas que no esperaba o no estaba lista para tenerte, pero después las cosas cambiaron y soy muy feliz de ser tu mamá o papá y me siento muy orgullosa de ti. Esto puede sanar muchas heridas y conflictos emocionales que pudieran traer desde el vientre materno y ayudarlos a mejorar su auto estima, merecimiento y lugar en este mundo. También de paso nos sanará a nosotros como padres.

Beneficios de la Hipnopedia:
Ayuda a equilibrar la energía emocional, espiritual y física.
Con esta herramienta podemos ayudarlos a que sean niñas y niños más seguros, felices y que se sientan tremendamente amados por sus padres o cuidadores.

Pongamos en práctica está bella técnica que trae enormes beneficios y nos permite tener más acercamiento con nuestros pequeños.

De hecho en lo personal ya lo vengo haciendo hace unos meses y doy fe que realmente funciona.

Gracias por leeerme, si te gustó comenta o comparte. Siempre es un gusto leerte y estar en contacto contigo. Un abrazo hasta donde estés.

3 comentarios en “Hipnopedia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s