5 errores comunes que cometemos cuando nos fijamos metas

Creo que todos en algún momento de nuestra vida nos fijamos algún tipo de meta, ya sea para lograr una mejora en nuestra salud, nuestro físico, las finanzas, relaciones personales etc. Algunas veces las logramos alcanzar estas metas y otras veces no.

Si eres como yo, eso de otras veces no, más que las que si has alcanzado entonces esto te interesa. Y es que bueno, yo me ponía miles de metas literalmente “inalcanzables”, era como que hasta me lo estaba haciendo apropósito y esto tambien es una forma de autosabotaje. Una vez que fuí aprendiendo más acerca de este tema y poniéndo en práctica esos conocimientos y compartiendo lo aprendido ahora como coach con mis clientes fue que me di cuenta que la mayoría cometemos estos errores y ahora los quiero compartir contigo. Sobre todo ya viene un nuevo año y siempre con ello nos encanta comenzar con todo y ponernos propósitos y metas nuevas.

Así que aquí te van los errores más comunes que cometemos cuando nos fijamos metas:

1.- Ponerte la meta basado en algo que “NO” quieres en vez de algo que “SI” quieres:

 

Ejemplo:

  • Quieres bajar de peso: en vez de enfocarte en perder el peso (inconscientemente el pensar en esto te causa estres, te  molesta y causa resistencia) pon tu meta pensando en lo saludable que te gustaría estar, lo bien que te gustaría setirte, en que te gustaría tener un cuerpo en forma y lleno de energía.
  • Quieres cambiarte de carrera, oficio o trabajo: Poner la meta con el enfoque en “renunciar a mi trabajo” o “encontrar un nuevo trabajo” que la verdad no tienen nada de motivador o inspirador no te ayudará en nada, pon la meta en “encontrar una carrera o un trabajo que te permita sentirte plena, desarrollar o poner en práctica tus más grandes talentos”

Aquello en lo que te enfocas se expande, así que es importante que te enfoques en lo que si quieres, en lo que te está llamando a hacer este cambio y poner esta meta, pon atención especial en como te visualizas una vez que hayas cumplido la meta, como te sientes en ese nuevo trabajo que te llena y te motiva, en lo bien que te sientes corriendo esas 3 millas que nunca antes habías podido, lo maravillosa que te sientes llena de energía y lo bien que te sientes poniéndote esa ropa que siempre habías querido ponerte o que habías comprado y ahora puedes estrenar.

2.- Ponerte “demasiadas” metas al mismo tiempo:

Ejemplo:

Quieres radicalmente perder peso, cambiar de carrera o trabajo, mejorar tus finanzas, encontrar pareja, tener más vida social, leer un libro a la semana, ¡todo al mismo tiempo! No se tú, pero yo ya me siento abrumada solo de escribirlo.

¿Y que pasa con esto? Bueno que ponemos todas estas grandes expectativas sobre nosotros y lo que “debe” pasar, como va a pasar y vamos muy felices comenzando, tratando de llevar acabo todo esto que nos pusimos encima ¿y que pasa entonces? que terminamos abrumadas, hartas y no hacemos absolutamente ¡nada! Peor aún comienza el diálogo interno negativo de ¡yo no se para que empecé esto!, ¡yo en realidad ni quería!, ¡sabía que no iba a poder! y perpetuamos la idea de que no somos buenos para fijarnos metas o que podemos cambiar nuestra vida.

going crazy

Escoge UNA meta a la vez, especialmente si tienes una meta muy grande, una vez que comienzas a trabajar en esta meta y vas con metas pequeñas entre sí, realistas, medibles, vas a comenzar a tener sentimientos de realización, a sentirte orgullosa y comenzarás tambien a sentir un impulso enorme y poderoso que te ayudará a seguir, progresar y terminar cosiguiendo esa meta que en un principio creías inalcanzable.

3.- No poner tus metas por escrito:

escribiendo metas

Dicen que las palabras que decimos se las lleva el viento, ¿qué crees? ¡a las metas también! 

El simple ejercicio de poner nuestras  metas por escrito es increíblemente  poderoso.

Hay hechos científicos que avalan esta propuesta: El Dr. Gail Matthews, de la Universidad Dominicana de California, realizó un estudio sobre el arte y ciencia de establecer metas, en el que comprobó que las personas que dejaban plasmadas en papel sus planes y objetivos, habían conseguido en general más logros que los compañeros que no lo hacían.

El dato es preciso: La incidencia es de un 42% de quienes sí escriben por sobre quienes no escriben y solo desean.

Uno de los beneficios más importantes de esta actividad, es la de poder dar cierto nivel de organización (dentro de la imprevisibilidad de la vida misma) a lo que buscamos conseguir. La base de cualquier logro es tener en claro lo que queremos lograr.

Además, plasmar nuestras ideas en papel nos ayuda a conseguir una visión más real y tangible de nuestros sueños.

Vamos a lo práctico, ésta parte es divertida: Nos toca imaginar.

  • ¿A dónde quiero llegar?
  • ¿Qué quiero conseguir?
  • ¿Cuál es mi realidad ideal?

4.- No poner tus metas en un lugar visible:

Ok vamos a decir que ya te diste a la tarea de poner por escrito tus metas, ¡excelente! Pero ahora lo pusiste en una servilleta, en una hojita de papel y lo metes en tu agenda, en el cajón de tu escritorio, de separador en el libro que estás leyendo, en el cajón de tu mesa de noche y sabes ¿cuándo las vas a volver a ver?, ¡Yep!, ¡Nunca! O a lo mejor si, a fin de mes o a fin de año cuando te acuerdes de las metas que habías querido lograr, o cuando estés que te lleva el tren por que no te quedo el vestido para la fiesta y dices pero si me había propuesto perder este peso, ¿qué pasó?

Aquí en Estados Unidos hay un dicho que me encanta y que aplica perfectamente a esto, “Out of sight, out of mind” (Fuera de la vista, fuera de la mente). Con todas las otras cosas que pasan en nuestras agitadas vidas, nuestras actividades, tareas, es muy fácil poner nuestras metas de lado y olvidarlas si no están en un lugar visible.

Te recomiendo las pongas casi que donde las veas todos los días, en el espejo de tu baño, en tu clóset, en la puerta del refrigerador, en tu escritorio frente a ti, así tendrás un recordatorio constante, te ayudará a mantenerte enfocada, podrás tomar nota de tus avances o en lo que necesitas mejorar y ver con tus propios ojos como vas alcanzando poco a poco lo que te propones o aquello que necesitas ponerle más atención para conseguirlo.

Pupil progress

5.- No saber el verdadero ¿porqué? de esta meta:

Aveces nos proponemos grandes metas como por ejemplo, si trabajas en ventas, el alcanzar un monto alto determinado este mes o seis meses, el simplemente tener más ingresos,  subir el promedio de alguna materia en la escuela, inscribirte otra vez a la escuela,  una certificación, diplomado, maestría, etc. A competir como físicoculturista en la categoría de bikini y requiere un esfuerzo, enfoque y dedicación del cien porciento. Sin importar cual sea tu meta, es vital que sepas el verdadero porque, que te mueve a hacerlo, que motiva o te impulsa a hacer este cambio o alcanzar esta meta. Por que vamos a hablar con honestidad, habrá días que quieras comer comida chatarra, que no te quieras levantar a las 5:00 A.M. por que es la única hora que puedes hacer ejercicio, que no vas a querer salir a vender tu producto por que simplemente estás teniendo un mal día, por que las materias que estas llevando te están retando y llevando al límite y estas considerando no ir más a las clases o salirte de la escuela, es en este momento donde necesitas  saber el ¿porqué?, recordar tu proposito, cuánto lo has deseado, recuerdes tu sueño, tu meta.

motivacion

Espero estos 5 errores más comunes te sirvan de guía y como a mi te ayuden a enfocarte, impulsarte y a entender que claro que puedes conseguir tus metas siempre.

Gracias por leerme, si te gusta lo que comparto sígueme, comparte o comenta. Te mando un abrazo y mucho éxito hasta donde quiera que estés.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Tienes miedo de comezar de nuevo, emprender, o dejar atrás? ” Creer en tí y actúa”

Lunes de motivación. ¿Tienes miedo de comezar de nuevo, emprender, o dejar atrás? ” Creer en tí y actúa”

Creo que todos llegamos a un momento de nuestra vida donde nos guste o no nos vemos casi “obligados” a crecer, a “evolucionar”. Tal vez sea comenzar de nuevo, dejar atrás, emprender, etc. La vida nos va llevando por distintas experiencias y circunstancias, un día derrepente llega ese momento donde ya no cabes en el molde, ya eres diferente, tus aspiraciones han crecido, ya no te llena lo que haces, tienes otra ambiciones, pasiones, intereses, ya no te sientes lleno/a con la pareja que estás, estas viviendo una transformación y no te diste cuenta ni cuando ni como empezó, pero lo cierto es que estas ahi, tienes de “dos sopas” dijera mi abuelo:

1.- Te haces como que no pasa nada, decides no escuchar a tu voz interna por que pues como quiera que sea “no estoy tan mal” “me va más o menos” “podría estar peor” y podemos seguirle. Y decides quedarte totalmente en tu “zona de confort” aun que no seas ni pleno/a, ni feliz.

2. Decides escuchar el llamado y ver a donde te está indicando que necesitas ir.

Si decidiste el primero pues no hay mucho que decir, te quedarás ahí viviendo como que mas o menos eres feliz, inventándote el cuento de “es mi destino”, lo que me “toco vivir”, “yo no puedo”, “es imposible” y repitiéndote el mismo cuento para validar tu desición de no escuchar esa voz que te grita ¡QUIERO CRECER!

Si te decidiste por el segundo, aquí viene lo bueno, por que ahora te enfrentaras con los saboteadores más grandes de tu crecimiento, TUS MIEDOS.

Miedos a:
No poder
No ser capaz
No merecerlo
A ser juzgado
A fallar
A cometer errores
Y podemos seguirle…

miedo2.jpg

Todos tenemos miedos, unos más que otros y unos más grandes que otros, pero los miedos por mas reales que parezcan son muchas veces creados por nuestra mente, no son “REALES”, se sienten y parecen pero no lo son, son como una manera de “protejernos” de lo que puede pasar. Nos creamos esta película pesimista de todo lo que nos va a pasar si lo intentamos. En este momento donde los “saboteadores” están tratando de ponerte el grillete en el tobillo, cortarte las alas y no permitirte crecer es cuando más necesitas creer en tí y en tu capacidad. Más que nada y que nadie. Necesitas creer tanto y tan fuerte que no quede más remedio que convertirte en una mejor persona.

Tal vez quieras emprender un negocio, comenzar la escuela, terminarla, terminar una relacion toxica, comenzar de nuevo dejándolo atrás todo por completo, irte a radicar a otro pais, estado, buscar un nuevo empleo, etc. Después de creer en tí y no escuchar a los saboteadores (esto es un ejercicio constante) “PREPARATE”, investiga, lee, ve a unas clases, asesórate, busca consejería, tal vez un grupo de ayuda, un coach. Una vez que estés más informado/a, preparada/o te sentirás más segura/o y más consiente de lo que conlleva el ir por lo que quieres.

¿Esto te garantiza el éxito?
Me encantaría decirte que si te llevará a la meta, que no cometerás errores, que no te van a juzgar, pero no es asi, tal vez o lo más seguro es que cometerás errores, y está bien y es normal, serás juzgado, no te sentirás capaz, te vas a caer, te vas a raspar, pero sabes, vas a crecer y a evolucionar, te darás cuenta que ese miedo no era tan real y te sentirás más seguro de ti y tus capacidades. Cambiarás de piel y estarás más preparada/o, mas pleno/a, con una mejor perspectiva, sentirás morir, tal vez, pero no morirás, por el contrario, te darás cuenta que estas viva/o y mientras haya vida, creas en tí, y actúes no habrá nada ni nadie que pueda detener tu exito, sea cual sea que esta definición de éxito sea.

No permitas que tu tanque corra todo el tiempo con la aguja en el lado del miedo, el creer en tí y actuar son el combustible indispensable para tener tu tanque lleno de éxito.

Miedos.png

Viniste a triunfar y a ser feliz. ¡No te distraigas!

Gracias por tomarte el tiempo de leerme y de seguirme. Un abrazo hasta donde quiera que te encuentres.

#miedos #conquistatusmiedos #vidaplena #exitoso #exitosa #voyportodo#creoenmi #actúo #conquisto #yopuedomásquemismiedos#lunesdemotivación #conocerparacrecer