Deja ir a la gente que no está lista para amarte.

 

Es la cosa más difícil que tendrás que hacer en tu vida, y también será la más importante: deja de regalar tu amor a aquellos que no están listos para amarte.

Deja de tener conversaciones difíciles con gente que no está dispuesta a darte su tiempo ni quiere escucharte, que no quiere verte. Deja de aparecer para la gente que es indiferente a tu presencia. Deja de amar a la gente que no está lista para amarte.
Deja de buscar el amor y la aceptación en personas que te abusan, deja así de abusarte a ti misma.
Sé que tu instinto es hacer todo lo que puedas para ganarte las buenas gracias de todos los que puedas, pero también es el impulso que te robará tu tiempo, tu energía y tu cordura…en tu intento de llenarlos y llenarte te quedarás vacía.

Cuando empiezas a aparecer en tu vida completa y completamente, con alegría, interés y compromiso, no todo el mundo va a estar listo para encontrarte allí.
Eso no significa que tengas que cambiar lo que eres. Significa que tienes que dejar ir desde el amor a las personas que no están preparadas para amarte.

Si eres excluida, insultada sutilmente, olvidada o fácilmente ignorada por las personas con las que pasas la mayor parte del tiempo, no te estás haciendo un favor al continuar ofreciéndoles tu energía y tu vida. Obsérvate, escúchate, ¿te olvidas a ti misma? ¿ignoras lo que quieres o eres? ¿Te insultas? Comienza desde ti, de dentro hacia afuera.
La verdad en la vida es que no eres para todos, y todos no son para ti. Eso es lo que lo hace tan especial cuando encuentras a las pocas personas con las que tienes una amistad, amor o relación genuina: sabrás lo precioso que es porque has experimentado lo que no es.

Pero mientras más tiempo pases tratando de forzar a alguien a amarte cuando no son capaces, más tiempo te estarás privando a ti misma de esa misma conexión. Te está esperando. Hay miles de millones de personas en este planeta, y muchas de ellas se van a encontrar contigo a su nivel, con la vibración de donde están, conectarse con donde están yendo.

… Pero cuanto más tiempo te quedes pequeña, metida en la familiaridad de la gente que te usa como un cojín, una opción de segundo plano, un terapeuta y una estratega para su trabajo emocional, más tiempo te mantienes fuera de la comunidad que anhelas.

Tal vez si dejas de aparecer, serás menos querida.
Tal vez te olviden por completo.
Tal vez si dejas de intentarlo, la relación cesará.
Tal vez si dejas de enviar mensajes de texto, tu teléfono permanecerá oscuro durante días y semanas.
Tal vez si dejas de amar a alguien, el amor entre ustedes se disolverá.
Eso no significa que hayas arruinado una relación. Significa que lo único que sostenía una relación era la energía que tú y sólo tú ponías en ella. Eso no es amor. Eso es apego.

La cosa más preciosa e importante que tienes en tu vida es tu energía. No es tu tiempo lo que está limitado, es tu energía. Lo que tu das a cada día es lo que creará más y más en tu vida. A lo que le das tu tiempo, es lo que definirá tu existencia.
Cuando te des cuenta de esto, empezarás a entender por qué estás tan ansiosa cuando pasas tu tiempo con gente que no te conviene, y en trabajos o lugares o ciudades que no te convienen.

Comenzarás a darte cuenta de que lo más importante que puedes hacer por tu vida, por ti misma y por todos los que conoces es proteger tu energía más ferozmente que cualquier otra cosa.
Haz de tu vida un refugio seguro en el que sólo se permita a las personas que puedan cuidar, escuchar y conectarse.

Tu no eres responsable de salvar a la gente.
Tu no eres responsable de convencerlos de que quieren ser salvados.
No es tu trabajo aparecer por la gente y entregarles tu vida, poco a poco, momento a momento, porque te compadeces de ellos, porque te sientes mal, porque “deberías”, porque estás obligada, porque, en la raíz de todo esto, tienes miedo de que no te devuelvan el favor.

Es tu trabajo darte cuenta de que eres la dueña de tu destino, y que estás aceptando el amor que crees que mereces.
Decide que mereces una amistad real, un compromiso verdadero y un amor completo con las personas que están sanas y prósperas. Comienza a darte a ti misma amor real, aceptación, comprensión, compromiso, apoyo, reconocimiento, afecto…
Entonces espera en la oscuridad, sólo por un momento….
… Y mira lo rápido que todo comienza a cambia frente a tus ojos.

 

Gracias por leerme, si te gusta comenta o comparte. Un abrazo hasta donde quiera que estés.

 

Quiero alcanzar mis sueños, ¿Cómo me aseguro de tomar el camino correcto?

No se cual es el camino “seguro” para alcanzar mis sueños, no se por donde empezar o por cual decidirme. ¿Te encuentras o has estado en esta encrucijada de no saber que rumbo tomar?
Yo creo sin temor a equivocarme que casi todos por no asegurar que todos nos hemos encontrado en este lugar, todo en esta vida esta formado por decisiones, pequeñas o grandes, desde que te levantas por la mañana y decides que ponerte, o si hay tráfico tal vez desviarte y tomar un nuevo camino, que no te asegura llegarás más temrano o a tiempo, pero tomas el riesgo, así son TODAS las decisiones de nuestra vida ya sea en el trabajo, como padre o madre, como pareja, como amiga, como líder, en cualquier ámbito es igual, tienes que tomar desiciones, unas son más sencillas e implican menos riesgos y otras son muy grandes e implican un cambio de vida o un salto de fe.

Una puerta nueva...Un nuevo camino...Una nueva meta...Un nuevo destino...

Normalmente las decisiones más difíciles son las que implican cambio en nosotros mismos o incertidumbre en nuestras vidas, cambios que nos tocan las fibras de nuestros miedos más profundos. Como son el miedo a:
– No ser suficiente
– Al “no puedo”
– A fracasar
– A ser juzgado
– A no ser amado
-A no encontrar algo mejor

Todos estos miedos son normales y claro que van surgir en momentos de decisiones fuertes y que avisan un cambio o riesgo grande, más cuando otros dependen de ti. Pero sabes estos MIEDOS aún que reales, solo están en tu mente, en tus emociones, aún no haz iniciado tu camino a ese sueño que tanto anhelas y ya te convenciste de que “mejor no”, “así estoy bien”, “hay me la voy llevando”, “pa’que le busco”, “pa’que le muevo”, “obvio que no me va a salir” y se fregó el asunto…Por miedos que no sabes nisquiera si pasarán o no, tu ya tiraste la toalla y preferiste quedarte en tu “zona de confort” y ¿tus sueños? bien gracias…

¿Qué pasó con tus ganas? ¿con el impulso? ¿con tu etusiasmo? Se los comieron los miedos, la indecisión y la pasividad…¡NO! ¡DESPIERTA! 
No permitas que la llama se extinga, que tus sueños fallezcan, acuérdate de lo maravilloso que se siente cuando piensas en ellos, en este momento es cuando debes ACTUAR. No te quedes ahí sentada/o lamentandote, NO, levántate, investiga que necesitas hacer para realizarlo, prepárate, si es un negocio investiga tu mercado, estudia a tu competencia, averigua si necesitas permisos o algun certificación, tal vez es regresar a la escuela, investiga si necesitas ciertas clases, si puedes revalidar, si necesitas un préstamo de estudiante, si necesitas dejar una relación tóxica búsca ayuda, analiza tus opciones, busca organizaciones que te puedan brindar apoyo…TODO, TODO lo puedes realizar si TU quieres, si le pones las GANAS a tu sueño, a tu meta.

atrevete.jpg

 

Bueno, le eché todas las ganas, me preparé y no salió como esperaba, soy un/a perdedor/a…NOOOOOO, claro que no, no perdiste, ¡APRENDISTE! En esta vida no se pierde, siempre se gana o se aprende. Tal vez tengas que cambiar algunas cosas, reacomodar las piezas, tomar otra clase, cambiar la estrategia, pero todo puedes lograrlo. Tu crees que los grandes emprendedores, personas con relaciones felices, lo lograron a la primera, así, de la noche a la mañana, nada más por la buena de Dios, ¡claro que no! Estas personas lo han intentado una y otra vez, son más resilietes, más atrevidos, se caen, se sacuden el raspón y ¡va de nuez!

No permitas que tus miedos te roben la posibilidad de alcanzar tu máximo potencial, tus sueños, aquello que estás destinado/a a ser o alcanzar en esta vida.

Toma tiempo, coraje, determinación,compromiso y resiliencia, pero TU lo puedes lograr.

Viniste a triunfar, a lograr tus sueños y a ser feliz. ¡No te distraigas!

Gracias por tomarte el tiempo de leerme. Si te gusta compártelo o házmelo saber, la retroalimentación es muy importante para mi, nos mantiene conectados y aprendiendo juntos. Te mando un abrazo donde quiera que estés.

#lunesdemotivación #resiliencia #vidafeliz #vidaplena #tomaelcontrol#tupuedes #confíaentushabilides #alcanzatussueños

Si pudiese borrar todos los errores del pasado, estaría borrando la sabiduría de mi presente.

¿Te ha pasado que hay momentos en que los errores del pasado te pesan tanto que no te permiten avanzar? Creo que a todos nos pasa que vemos aquellos ‘errores” que alguna vez cometimos como sentencias de muerte, nos dan vergüenza, nos cuesta pensar en ellos y quisieramos borrarlos por que sentimos que recordarlos o echarnos un clavado y volver a vivirlos nos causa dolor, culpa o enojo, remordimiento, pesar o impotencia. Realmente los “errores” del pasado no son más que lecciones, y no pretendo al llamarlos así aminorar la gama de emociones cuando piensas en ellos, claro que no, es natural y válido sentir todo lo que sientes, no podemos negarlo, pero tomando un gran respiro y mirándolos con un lente un poco más objetivo esos “errores” te han enseñado mucho.
Tal vez te han enseñado a entender mejor tus prioridades en la vida, a poner primero tu bienestar que el de otros, a ahorrar más y estar preparado/a, a esforzarte más en la escuela, a tal vez aprender algo nuevo, a que no te gustaba donde estabas y decidiste salir de ahí, tal vez a manejar mejor las situaciones con tus hijos o tu pareja, a buscar relaciones sanas, sea lo que sea haz aprendido algo, y si piensas que no, te invito a detenerte y pensar un poco, estoy segura que encontrarás algún aprendizaje. Y es que le tenemos tanto miedo y le huimos a aquello que nos puede causar crisis, cuando realmente de la crisis es de donde podemos crecer y evolucionar más. Las crisis nos pueden catapultar a una mejor versión de nosotros mismos.
Untitled design
Creo que es necesario cambiar nuestra perspectiva y comenzar a ver los “errores” y momentos de “crisis” en nuestra vida desde un lente de apretura, agradecimiento y liberación.
Si, es cierto, perder ese trabajo fue difícil, pero aprendiste a hacer otras cosas, o tal vez te diste cuenta que necesitabas desempeñarte en algo más, que al final ni te gustaba lo que hacias, o tal vez tenias el trabajo perfecto y estabas muy arriba, tuviste que aprende que siempre se puede empezar de cero, tal vez a ser mas humilde o que necesitabas prepararte más. Si, es cierto que el divorcio es de las cosas más complicadas y difíciles de superar, pero te aseguro que aprendiste cosas buenas, tal vez aprendiste a tener autonomía, a conquistar miedos, a comenzar cosas que jamás pensaste lograrías, te cuidas más, tal vez como padre o madre sientes que haz cometido muchos errores, aveces vivimos con la culpa de poder haber hecho algo mejor, de que “debemos” dar lo mejor, pero piensa que haz hecho lo mejor con las herramientas, tus circunstancias y lo que pudiste hacer en dererminado momento, que siempre estamos en estado de aprendizaje constante al ser padres, siempre se puede mejorar.
Hoy te invito a abrazar tus errores, a aceptarlos, a darles la bienvenida y agradezcas que sucedieron, que hagas un recuento de lo aprendido, y que si no lo habías hecho, hoy tienes la oportunidad de aprender de ellos, no siempre estamos preparados, pero se puede.
Recuerda que si borraras todos los “errores” del pasado, estarías borrando toda la sabiduría del presente.
 
Viniste a triunfar, crecer y ser feliz. ¡No te distraigas!
 
#pasadopisado#mentesana#fortaleza#sabiduría#crecimiento

“Pasado pisado, presente de frente, futuro sin apuro”

Lunes de Motivación. ¿Cuántos de nosotros vivimos con el pasado en el presente? O tal vez todo el tiempo preocupados por el futuro. Aún que bien es cierto que nuestras vivencias del pasado contribuyen en gran parte a lo que somos hoy, no son quien nos definen, las experiencias pasadas buenas o malas son enseñanzas, no sentencias de por vida. Lo pasado ahí pertenece, al pasado, si lo traemos constantemente al presente nos perdemos de poder vivir plenamente el hoy y aprovechar las oportunidades que se nos brindan. No eres ya esa persona del pasado, haz evolucionado, aprendido, crecido, eres la misma en esencia pero mejorada. Es necesario que aprendamos a vivir el presente conscientes del hoy, saber que cada mañana es un regalo y que necesitamos tal vez vaciar un poco la mochila de las emociones para poder avanzar más rápido y disfrutar el presente y sus bendiciones. El futuro es incierto y podemos pasar una vida tratando de predecirlo, modificarlo o prepararlo y aún que podemos hacer algunas cosas para vivir un futuro mejor, lo cierto es que no lo tenemos garantizado o comprado. Vive el presente de frente, con todo lo que tienes, esfuérzate por conseguir aquello que deseas, prepárate, infórmate, actúa, no vivas como autómata sin saber si es hoy, ayer o mañana, la vida es hoy y solo tienes este día como regalo. Te aseguro que si pones todo de tu parte el día de hoy y trabajas por aquello que más deseas, el futuro vendrá sin apuro por que serás más fuerte, estarás mejor preparado/a, más sabio/a, satisfecha de tus logros y de lo que haz hecho para lograrlo. Piensa que “lo pasado pisado, presente de frente y futuro sin apuro”.

Viniste a triunfar, a vivir y a ser feliz. ¡No te distraigas!

Gracias por leerme, si te gusta comparte o comenta, me encanta el diálogo y la retroalimentación. Un abrazo hasta donde estés.

#pasadopisado #hoy #presente #libre #exitoso #exitosa #vidaconsciente #libera #actúa #esfuerzo

Muestro mis cicatrices para que otros sepan que pueden sanar.

Una de las partes más difíciles de nuestra vida es el mirar atrás, el volver a tocar temas o vivencias que creíamos olvidados o que decidimos por salud mental y emocional olvidar. Cuando eres una guerrera o un guerrero y has vivido toda tu vida en lucha constante aveces no te das cuenta de lo que haz perdido en el camino, de lo que haz necesitado “enterrar” para poder sobrevivir y llegar a superviviente.

Siempre pensando en cómo superar, cómo llegar más allá, cómo resolver, cómo salir adelante, cómo proteger, cuando protegerte es lo único que te queda o tal vez a quienes amas, sin mirar lo que está a allí, dentro de ti,  pidiendo a gritos salir, pidiendo a gritos sanar, en mi caso es esa niña que perdí o tal ves nunca tuvo la oportunidad de vivir en plenitud su niñez, su inocencia arrebatada por tantos años, su momento de juego, de sueños, de ser cuidada, de perderse en la inmensidad de la creatividad y perder el miedo a todo, el creer que todo es posible…Ella sigue ahí, aún la escucho, me guía, me habla, me sonríe, me pide disfrutar de la vida, arriesgarme a lo desconocido, pero aún me descubro protegiéndola, tratando de asegurarme que estoy en lugares, situaciones y con personas buenas o que no representan peligro.

No es fácil mostrar nuestro lado vulnerable, nuestro lado de dolor, mostrar nuestras heridas o cicatrices, nuestras medallas de guerra, sin embargo hoy se que es necesario para poder crecer y evolucionar, el mirar hacia adentro, echarse un clavado dentro de nosotros mismos y tal vez, poco a poco, con amor, bondad, paciencia y compasión desenterrar poco a poco, limpiar, tal vez perdonar, llorar, aceptar y sanar, es bueno buscar ayuda, es bueno el pedir ayuda, el entender que no tenemos y tampoco “debemos” tener siempre todo el control, aceptar que necesitamos de los demás, que necesitamos aprender a confiar, a salir de nuestra zona de confort, es bueno como dice esta frase mostrar nuestras cicatrices para que otros sepan que es posible sanar…¿Y tu? tienes  la valentía y la fortaleza para mostrar tus cicatrices.

Gracias por tomarte el tiempo de leerme. Si te gusta, compártelo, si te identificas o tienes alguna opinión, comenta, me encanta la retroalimentación. Un abrazo hasta donde quiera que te encuentres.