Cambia tu mundo con una actitud positiva.

Había una vez, un discípulo que siempre se quejaba de sus limitaciones. Un día, como cualquiera de los que vivimos, su maestro lo oyó con su continua y consabida cantinela de quejumbre, que no aguantó, y le pidió que se acercara.

El maestro le dijo:

-Claro que tienes limitaciones, pero quiero hacerte razonar un concepto, que me imagino desconoces.

-Dime, maestro.

-¿No te has dado cuenta de que hoy puedes hacer cosas que hace unos años te habrían sido imposibles de realizar?

-Sí, maestro. Tienes razón. Hoy puedo hacer cosas que antes veía imposibles.

-Entonces, ¿qué ha cambiado?

El discípulo le contestó:

-Han cambiado mis talentos.

-No, le contestó el maestro. Has cambiado tú.

-¿Y no es lo mismo?

-Claro que no. Tú eres lo que tú piensas que eres. Cuando cambias tu forma de pensar, cambias tú.

Una actitud positiva ante la vida no te dará súper poderes para lograr lo imposible, pero te permitirá ver la vida de diferente manera, es como si usarás siempre unas gafas a blanco y negro y un día decides cambiar esas gafas por unas de color. Verás todos los matíces, todos los diferentes tonos, igual en tu vida podrás ver diferentes maneras de solucionar las cosas, lo retos, comenzarás tus talentos, tendrás el poder y la capacidad de transformar los límites y las adversidades en oportunidades.

We willmiss you! (21).png

Gracias por tomarte el tiempo de leerme, te mando un fuerte abrazo donde quiera que estés.

 

#Afirmaciónpoderosa #cambiatumentecambiatuvida #vidapositiva #mentepositiva #cambiodelente #transforma #supera #crece

Si pudiese borrar todos los errores del pasado, estaría borrando la sabiduría de mi presente.

¿Te ha pasado que hay momentos en que los errores del pasado te pesan tanto que no te permiten avanzar? Creo que a todos nos pasa que vemos aquellos ‘errores” que alguna vez cometimos como sentencias de muerte, nos dan vergüenza, nos cuesta pensar en ellos y quisieramos borrarlos por que sentimos que recordarlos o echarnos un clavado y volver a vivirlos nos causa dolor, culpa o enojo, remordimiento, pesar o impotencia. Realmente los “errores” del pasado no son más que lecciones, y no pretendo al llamarlos así aminorar la gama de emociones cuando piensas en ellos, claro que no, es natural y válido sentir todo lo que sientes, no podemos negarlo, pero tomando un gran respiro y mirándolos con un lente un poco más objetivo esos “errores” te han enseñado mucho.
Tal vez te han enseñado a entender mejor tus prioridades en la vida, a poner primero tu bienestar que el de otros, a ahorrar más y estar preparado/a, a esforzarte más en la escuela, a tal vez aprender algo nuevo, a que no te gustaba donde estabas y decidiste salir de ahí, tal vez a manejar mejor las situaciones con tus hijos o tu pareja, a buscar relaciones sanas, sea lo que sea haz aprendido algo, y si piensas que no, te invito a detenerte y pensar un poco, estoy segura que encontrarás algún aprendizaje. Y es que le tenemos tanto miedo y le huimos a aquello que nos puede causar crisis, cuando realmente de la crisis es de donde podemos crecer y evolucionar más. Las crisis nos pueden catapultar a una mejor versión de nosotros mismos.
Untitled design
Creo que es necesario cambiar nuestra perspectiva y comenzar a ver los “errores” y momentos de “crisis” en nuestra vida desde un lente de apretura, agradecimiento y liberación.
Si, es cierto, perder ese trabajo fue difícil, pero aprendiste a hacer otras cosas, o tal vez te diste cuenta que necesitabas desempeñarte en algo más, que al final ni te gustaba lo que hacias, o tal vez tenias el trabajo perfecto y estabas muy arriba, tuviste que aprende que siempre se puede empezar de cero, tal vez a ser mas humilde o que necesitabas prepararte más. Si, es cierto que el divorcio es de las cosas más complicadas y difíciles de superar, pero te aseguro que aprendiste cosas buenas, tal vez aprendiste a tener autonomía, a conquistar miedos, a comenzar cosas que jamás pensaste lograrías, te cuidas más, tal vez como padre o madre sientes que haz cometido muchos errores, aveces vivimos con la culpa de poder haber hecho algo mejor, de que “debemos” dar lo mejor, pero piensa que haz hecho lo mejor con las herramientas, tus circunstancias y lo que pudiste hacer en dererminado momento, que siempre estamos en estado de aprendizaje constante al ser padres, siempre se puede mejorar.
Hoy te invito a abrazar tus errores, a aceptarlos, a darles la bienvenida y agradezcas que sucedieron, que hagas un recuento de lo aprendido, y que si no lo habías hecho, hoy tienes la oportunidad de aprender de ellos, no siempre estamos preparados, pero se puede.
Recuerda que si borraras todos los “errores” del pasado, estarías borrando toda la sabiduría del presente.
 
Viniste a triunfar, crecer y ser feliz. ¡No te distraigas!
 
#pasadopisado#mentesana#fortaleza#sabiduría#crecimiento