¿Cómo vencer el miedo a hablar en público?

Yo creo que todos hemos escuchado esto alguna vez “es difícil hablar en público”, o no solo escuchado esto sino lo vivimos en carne propia. Ese “miedo a hablar en público”, a hacer una presentación, entablar una conversación con alguien nuevo, vender nuestro producto o presentarnos ante las personas, créeme, nos pasa a muchos y me incluyo entre ellos. Desde muy pequeña tuve que aprender a dominar el miedo a hablar en público y el miedo a la audiencia. Siempre participe en concursos de canto o de baile, representaba al colegio en concursos y recuerdo una ocasión tenía yo 9 años y representaba a mi colegio en un concurso estatal, había más o menos 600 personas en el público, recuerdo que, al salir al escenario, ver las luces y a tanta gente sentí que mi estomago caía al suelo de golpe. Se me fue la voz por completo, no podía cantar, hablar, nada, estaba literalmente “congelada”. Recuerdo que mi maestro de canto se me acerco, me tomo de los hombros y me dijo “todo está bien, recuerda lo mucho que te has preparado, estas lista para hacerlo, encuentra una cara amigable, sonríe y demuéstrales todo lo que tienes para dar”. Su voz y sus palabras me dieron tranquilidad, recuerdo ver a mi papa en primera fila sonriéndome y diciéndome tú puedes. Tomé un respiro y comencé a cantar. Les cuento que gane el segundo lugar y fui muy feliz, pero ahora recordando gane una lección invaluable que me ayudaría muchos años después en la vida. Veía a la audiencia como un león y yo me sentía como la presa, temía que en cuanto saliera me comería.

Años después comencé a bailar Salsa y me presentaba en congresos, una vez mas me enfrentaba con la audiencia, tengo que confesar que hasta le “agarre gusto” aun me llegan los nervios antes de alguna presentación, pero ahora lo disfruto.

austinallstars

 

El miedo a hablar en público volvió a visitarme al trabajar en los medios, al hacer entrevistas tal vez a gente que no era muy amigable o me intimidaba, después esto me dio las herramientas necesarias para trabajar en relaciones publicas y llegar a ser portavoz de una organización sin fines de lucro. Aun me da un poco de miedo, si, pero he llegado a desenvolverme con naturalidad y esto se refleja en el éxito que he logrado en mi trabajo y proyectos. Quiero compartir contigo algunos tips que me ayudaron y he descubierto en el camino.

 

Para controlar esta ansiedad podemos hacer esto:

Tener un buen conocimiento de la información que vas a compartir.

Tener una buena preparación es primordial, entre mas conocimiento tengas menos miedo te da. Muy poca gente sabe la información que tú vas a compartir y si acaso alguno sabe la información que quieres compartir dejaras una buena impresión por que podrán ver lo preparada/o que estas.

No olvides. En ese momento con el conocimiento que tienes TU ERES EXPERTO/A en la materia.

Buena ilación de ideas.

Ya te preparaste y dominas la información que quieres compartir. Ahora apréndela de una manera en que sea fácil de entender y tenga sentido para ti y los demás. Tal vez utiliza algunas anclas o figuras mentales que puedas relacionar con los conceptos y te sea fácil de recordar y llevar un orden determinado.

 

 Preparación mental.

Antídotos psicológicos para bajar la ansiedad y lograr la empatía con la audiencia.

  1. No te lo tomes tan enserio.

Muchas veces nos preparamos tanto y tanto, minutos antes de la presentación, de esa junta, de ese evento, leemos libros, escribimos discursos y no dormimos por meternos toda esta información y “asegurarnos” que los sabemos todo que terminamos olvidándolo TODO cuando nos llega el momento de brillar. Nos volvemos paranoicos de cometer el error y la verdad es que la ciencia muestra que las personas se les olvida el 95% de lo que dices.

Recuerda: la gente se va a quedar solo con el 5 a 10% de lo que hablas, con lo que le gusto o no le gusto, con tu imagen y la impresión que esta causo en ellos.

  1. Es totalmente normal que sientas este miedo o nervios, nos pasa a todos.

No eres la única o el único al que el hablar en publico le provoque ansiedad. Hay algo que necesitamos entender aquí. La ansiedad genera adrenalina y el estar pensando o culpándote porque eres la UNICA persona que le pasa esto y elevas más la ansiedad ¿qué va a pasar? Pues vas a generar más adrenalina. Y cuando la ansiedad esta al tope y la adrenalina ha subido y esta fuera de control te vas a auto boicotear. Y ahora si, todo lo que esperabas malo pasara. Esto puedes sentirlo como un ataque de ansiedad, se te va la voz, comienzan a sudarte las manos sin control, etc. Trata de tranquilizarte, recuerda, ya te preparaste, tú sabes la información perfectamente, eres la o el experto y esto le puede pasar a cualquiera, busca tranquilizar tu mente reafirmando que puedes y tienes la sabiduría, información y la capacidad de hacerlo.

 

  1. Da por hecho que algo se te va a olvidar, algo de alguna manera va a salir mal (¡siempre pasa!)

Ya sea un evento, un discurso, vas a ir a conocer a un nuevo cliente, hasta una cita romántica para la que te has estado preparando tiene la posibilidad de que algo salga mal. Se te olvide lo practicado, el orden del discurso, lo mas importante de tu producto, ponerte el amuleto de la suerte, en fin, algo no saldrá como esperabas.

El famoso Dale Carnegie decía que existen 3 discursos: “El que preparaste, el que diste, el que te hubiera gustado dar “

Cuando terminas de dar tu discurso o lo que planeaste decir y repasas la experiencia te das cuenta de que no dijiste ciertas cosas, no hay problema, eso es bueno, revisar como salió todo y como nos gustaría que hubiera salido nos ayuda a mejorar, tu siguiente discurso, oratoria, visita al nuevo cliente, conocer a nuevas personas o la venta de tu producto será mejor cuando incorpores lo que sabes que olvidaste en esos primeros discursos. Lo importante aquí es no olvidar el mensaje principal, el que quieres que cause impacto.

4.- FFF (Find a Friendly Face) Encuentra una cara amigable.

rawpixel-668353-unsplash

Esta técnica es la que te platicaba aprendí al enfrentarme a estas 600 personas al cantar en un concurso estatal con tan solo 9 años. Al encontrar una cara amigable, la cual me sonreía (era mi papa) encontré tranquilidad. Siempre encontraras a alguien que te regale una sonrisa, te vea con una cara amable o simplemente sonríe, cuando comienzas con una sonrisa y ellos sonríen también las neuronas espejo se activan y comienzas a crear empatía en tu audiencia. Al ver a la gente brindándote una cara amable tu cerebro no se sentirá amenazado y bajará el nivel de tu tensión.

Comienza por hablarle a esta persona y de ahí puedes dirigirte a los demás. Puedes usarla como referencia, como eje para Aquí a otras personas y poder después verlos a todos.

5.- Deja de imaginar a tu audiencia como el león. ¡Recuerda TU eres el león y ellos la presa!

adult-american-analyzing-1059111

Aquí llega el momento en el que necesitas ser un poco mas ególatra. Necesitas creerte el o la experta y que tienes le conocimiento y la capacidad para comerte a cualquiera que se te ponga en frente. Nada de mil gracias por hacerme el favor de permitirme hablar, nadie te esta haciendo el favor. Tu estas compartiendo información importante. Claro agradecer es bueno, pero desde el lugar donde sabes que tienes la información, que has practicado y que te convertiste en ese león al que le tenías tanto miedo.

 

Espero estos tips te sirvan y poco a poco vayas adquiriendo mas confianza a hablar en público.

Gracias por tomarte el tiempo de leerme, si te gusta comparte o comenta. Tu opinión y comentarios son importantes para mí. Un abrazo hasta donde quiera que estés.

¿Tienes miedo de comezar de nuevo, emprender, o dejar atrás? ” Creer en tí y actúa”

Lunes de motivación. ¿Tienes miedo de comezar de nuevo, emprender, o dejar atrás? ” Creer en tí y actúa”

Creo que todos llegamos a un momento de nuestra vida donde nos guste o no nos vemos casi “obligados” a crecer, a “evolucionar”. Tal vez sea comenzar de nuevo, dejar atrás, emprender, etc. La vida nos va llevando por distintas experiencias y circunstancias, un día derrepente llega ese momento donde ya no cabes en el molde, ya eres diferente, tus aspiraciones han crecido, ya no te llena lo que haces, tienes otra ambiciones, pasiones, intereses, ya no te sientes lleno/a con la pareja que estás, estas viviendo una transformación y no te diste cuenta ni cuando ni como empezó, pero lo cierto es que estas ahi, tienes de “dos sopas” dijera mi abuelo:

1.- Te haces como que no pasa nada, decides no escuchar a tu voz interna por que pues como quiera que sea “no estoy tan mal” “me va más o menos” “podría estar peor” y podemos seguirle. Y decides quedarte totalmente en tu “zona de confort” aun que no seas ni pleno/a, ni feliz.

2. Decides escuchar el llamado y ver a donde te está indicando que necesitas ir.

Si decidiste el primero pues no hay mucho que decir, te quedarás ahí viviendo como que mas o menos eres feliz, inventándote el cuento de “es mi destino”, lo que me “toco vivir”, “yo no puedo”, “es imposible” y repitiéndote el mismo cuento para validar tu desición de no escuchar esa voz que te grita ¡QUIERO CRECER!

Si te decidiste por el segundo, aquí viene lo bueno, por que ahora te enfrentaras con los saboteadores más grandes de tu crecimiento, TUS MIEDOS.

Miedos a:
No poder
No ser capaz
No merecerlo
A ser juzgado
A fallar
A cometer errores
Y podemos seguirle…

miedo2.jpg

Todos tenemos miedos, unos más que otros y unos más grandes que otros, pero los miedos por mas reales que parezcan son muchas veces creados por nuestra mente, no son “REALES”, se sienten y parecen pero no lo son, son como una manera de “protejernos” de lo que puede pasar. Nos creamos esta película pesimista de todo lo que nos va a pasar si lo intentamos. En este momento donde los “saboteadores” están tratando de ponerte el grillete en el tobillo, cortarte las alas y no permitirte crecer es cuando más necesitas creer en tí y en tu capacidad. Más que nada y que nadie. Necesitas creer tanto y tan fuerte que no quede más remedio que convertirte en una mejor persona.

Tal vez quieras emprender un negocio, comenzar la escuela, terminarla, terminar una relacion toxica, comenzar de nuevo dejándolo atrás todo por completo, irte a radicar a otro pais, estado, buscar un nuevo empleo, etc. Después de creer en tí y no escuchar a los saboteadores (esto es un ejercicio constante) “PREPARATE”, investiga, lee, ve a unas clases, asesórate, busca consejería, tal vez un grupo de ayuda, un coach. Una vez que estés más informado/a, preparada/o te sentirás más segura/o y más consiente de lo que conlleva el ir por lo que quieres.

¿Esto te garantiza el éxito?
Me encantaría decirte que si te llevará a la meta, que no cometerás errores, que no te van a juzgar, pero no es asi, tal vez o lo más seguro es que cometerás errores, y está bien y es normal, serás juzgado, no te sentirás capaz, te vas a caer, te vas a raspar, pero sabes, vas a crecer y a evolucionar, te darás cuenta que ese miedo no era tan real y te sentirás más seguro de ti y tus capacidades. Cambiarás de piel y estarás más preparada/o, mas pleno/a, con una mejor perspectiva, sentirás morir, tal vez, pero no morirás, por el contrario, te darás cuenta que estas viva/o y mientras haya vida, creas en tí, y actúes no habrá nada ni nadie que pueda detener tu exito, sea cual sea que esta definición de éxito sea.

No permitas que tu tanque corra todo el tiempo con la aguja en el lado del miedo, el creer en tí y actuar son el combustible indispensable para tener tu tanque lleno de éxito.

Miedos.png

Viniste a triunfar y a ser feliz. ¡No te distraigas!

Gracias por tomarte el tiempo de leerme y de seguirme. Un abrazo hasta donde quiera que te encuentres.

#miedos #conquistatusmiedos #vidaplena #exitoso #exitosa #voyportodo#creoenmi #actúo #conquisto #yopuedomásquemismiedos#lunesdemotivación #conocerparacrecer