¡Encuentra tu tribu! Alcanza tu máximo potencial.

Dice Ken Robinson,  experto en asuntos relacionados con la creatividad, la calidad de la enseñanza, la innovación y los recursos humanos dice que conectar con otras personas que comparten tu misma pasión es fundamental para encontrar Tu Elemento, Tu Esencia, Tu Vocación, Tu Potencial

¿Por qué es tan importante encontrar tu TRIBU?

Tu tribu comienza a formarse desde el momento en que varias personas tienen un interés común, comparten formas de ver la vida, pasatiempos, pasiones. Las tribus existen desde que el hombre comenzó a poblar la tierra, encontraba a otros, compartía tareas, funciones, aprendían cosas nuevas, la tribu responde a uno de nuestros instintos más basicos, la necesidad de pertenecer.

Ken Robinson dice que “hayar a la tribu correcta puede ser imprescindible para encontrar nuestro elemento”

¿De qué personas te rodeas? ¿Te rodeas de aquellas personas que alimentan tu espíritu? ¿De aquellas que te enseñan cosas nuevas o que te alientan a aprender? ¿De las que de verdad se interesan por verte crecer, exitosa/o y feliz? O te rodeas de los negativos, los quejumbrosos, lo que solo ven la falla en ti, o se la pasan diciéndote que no es lo tuyo, que no vas a poder, que ya estás muy grande o muy jóven, que te enfoques en lo que realmente importa, que dejes de soñar, que seas REALISTA. Y aun que claro que es cierto que vivir de sueños no nos sirve de nada hasta ponerles acción y comenzar a trabajar en ellos, también es cierto que las grandes cosas, empresas, relaciones, trabajos, proyectos comienzan con un sueño y será más factible y viable que lo logres o comiences a trabajar en el, en tí, en lo que quieres, si te rodeas de personas que te inspiren y te impulsen a lograrlo.

teamwork.gif

Pon mucha atención de quienes te rodeas, quienes forman tu entorno y de quién recibes retroalimentación, las personas que nos rodean juegan vital importancia en nuestro crecimiento o en nuestro declive. Y con esto no te estoy diciendo que cortes de raíz a todos lo que son negativos, tóxicos o que no te permiten avanzar. (Aún que sería bastante saludable para serte honesta) por que estas personas aveces son las más cercanas a nosotros, pueden ser tus padres, tu pareja, tus hijos, tu familia, tu amiga o amigo de toda la vida, si, desgraciadamente así es, pero esto lo puedes mejorar agregando a tu vida a personas que SI quieren que crezcas y te apoyen, que compartan tal vez tus pasiones, tus ganas de emprender o ya lo hicieron y te sirven de modelo, aquellas personas que te inspiran y te pueden ayudar a llegar a donde quieres

Es un hecho que solo crecemos en comunidad y se dice que eres la media de las 5 personas con las que pasas tu tiempo, así que por eso aqui te dejo 6 elementos para reconocer si haz encontrado a tu tribu y si aún no la haz encontrado o buscado te sea más fácil encontrarla:

1.- Inspiración. 

Compartir, fluir, creer en algo más fuerte que tú, estar en permanente movimiento y cambio, sentirte apoyado y libre, te conducen sin frenos a la inspiración. Las tribus desafían, retan y provocan, te invitan a rebasar tus límites, ampliar tus expectativas. Empezar a soñar, y soñar, y no parar de soñar. Despertar y querer ponerte a construir tus sueños con una energía desbordante. Caminar y que salgan a tu encuentro ideas insólitas, oportunidades inesperadas, encuentros inimaginables.

Una persona para desarrollar su máxima potencialidad requiere de un entorno que la favorezca” Abraham Maslow

2.- Movimiento/Cambio.

Una tribu esta en constante movimiento, generando ideas, compartiendo contactos, hacienda conexiones nuevas, abiertas a lo nuevo, a relacionarse con otras tribus. Este movimiento te obliga a que muchas veces salgas de tu “zona de confort” y te atrevas a conquistar retos y dominar miedos. TU tribu esta en cambio constante lo que permite que no te estanques. Tu tribu debe ser agente de cambio, dejar semillas en ti y proporcionarte la tierra fértil para que puedas florecer. Debe ser un catalizador, una chispa que transforma, así que si quieres brillar, rodéate de gente brillante. Si quieres CREAR, rodéate de gente creativa, si quieres VOLAR rodéate de gente que ¡VUELE!

3.Libertad. 

La tribu hace posible que seas tu mismo, libera tu potencial y contribuye a ello. No permite que pierdas tu identidad, sino que incluso te ayuda a recuperarla y reafirmarla. Te reafirmas al sentir que no estás solo, que hay más personas como tu, que hay gente que te entiende. Descubres que lo que haces y te apasiona, tiene sentido y te lo empiezas a creer y tomar en serio. Destierras de tu vida al juez que llevas dentro y le das la bienvenida a la inspiración

4. Apoyo mutuo.

Una tribu diluye los miedos, porque hay personas que te acompañan en tu aventura de cambio, de descubrimiento, de experimentación. Personas que no te dejan sola/o cuando dudas, cuando sufres por desatino o por alguna decepción. Tu tribu te alienta, celebra contigo tus logros, te acompañan en tu caminar, tanto si vas lento como rápido, tanto si vuelas, como si caes. ¡Creen en ti, en tu potencial!

Nadie puede llegar a ser alguien, sino tiene a nadie a su alrededor” Ken Robinson.

5. Respeto

Los integrantes de tu tribu respetan tu escencia, tus valores, dan opiniones sabiendo que  el respeto es una condición indispensable para la convivencia, la confianza y la dignidad de las personas.

5. Aprendizaje. 

Una forma rápida y efectiva de mejorar es aprender de las personas que ya son como tú quieres ser. En una tribu puedes encontrar muchos ejemplos, muchas inspiraciones y muchos modelos de los que aprender. Como dijo Voltaire el más inteligente es el que aprende de la experiencia de los demás.

Las personas son contagiosas, tu decides de que “VIRUS” te quieres contagiar.

Rodéate de los que sueñan, de los que “hacen”, de los que piensan, pero más que nada rodéate de aquellos que pueden ver la grandeza en ti aún que haya momentos en que TU no puedas verla.

Tribe.gif

Recuerda que viniste a triunfar y a ser feliz.¡No te distraigas!

Gracias por tomarte el tiempo de leerme. Si te gusta comparte, comenta, me encanta saber que piensas. Un abrazo hasta donde quiera que estés.

Y tu, ¿Compartes tus talentos y habilidades? o sales al mundo a dar lo que te dijeron que “DEBIAS” dar.

Hay personas que nos pasamos la vida buscando el rumbo que nos va a llevar al éxito, a la cima, al trabajo perfecto, a la ocupación perfecta, la empresa perfecta, el emprendimiento perfecto y la verdad es que el “PERFECTO” no existe. Por más que te cuente, que te diga, que escuches esas historias, todo, todo tiene sus pros y contras, sus desafíos, sus retos. Buscamos aquello que nos de plata, dinero, mula, chavo, como quieras llamarlo, pero pocas veces ponemos a pensar en si nos va a hacer o no felices, si nos va a llenar o hacernos sentir plenos. Claro, por que asumimos que el dinero OBVIO esta ligado a la felicidad…Y lo cierto es que no necesariamente. El dinero necesario, CLARO, mentiría al decirte que no. El dinero es un medio para que vivamos una vida tranquila, nos demos nuestros gustos, disfrutemos, o muchas veces solo para sobrevivir.
Creo que el peor error empieza cuando siempre te preguntan bueno es que ¿qué quieres? ¿qué deseas? y nos preguntamos lo mismo todo el tiempo buscando eso, lo que queremos, pero pocas veces nos preguntan o nos preguntamos ¿qué talento tengo? ¿Para qué soy buena/o? ¿Qué se me ha dado? ¿Qué estoy dispuesto/a o puedo dar?

talento

 

Tal vez seas muy bueno con los números, se te da con gran facilidad y te gusta y te dedicaste a ser algo que no tiene nada que ver con esto, o te eres buenísimo escribiendo, y eres contador público y vives miserable por que te chocan los números. ¿Ves la contrariedad?

Tengo una amiga que es químca y catedrática en una Universidad, financieramente le va muy bien, pero ha tenido que lidiar con MUCHOS dolores de cabeza y luchado mucho para estar en donde está, después de conocerla bien, encontré una pintura bellísima en su casa, le pregunté que quién era el  o la pintora, con una sonrisa me contestó, yo. ¡WOW! Yo no tenía idea de este talento tan maravilloso escondido que ella tenía, después me enseñó algunos otros, y le pregunté ¿y los vendes? Volteó a verme con cara de ¿de qué estás hablando? y le dije si, claro, ¡por que no!.

Ella me confesó que desde niña la pintura había sido su lugar sagrado, donde podía sentirse ella, expresarse y ser feliz. Y le dije bueno y ¿lo has intentado? Me dice, no, nunca, he regalado algunos pero no venderlos. ¿Le dije por que no lo intentas? Me contestó dudosas, no se, no estoy segura de que alguien se interese. La animé un poco y nos pusimos a investigar los precios de las pinturas y todo eso que ninguna conocía, a los pocos meses con un grupo de amigas hicimos una cena exponiendo sus pinturas, esa noche vendió 3 de las 5 que había llevado. Después otra amiga le llevó una convocatoria a un concurso para una portada de revista y se propuso hacer la pintura y la ganó, su pintura fue portada de la revista y eso llevo su nombre a todos los Estados Unidos.

REALMENTE su talento siempre estuvo allí, eso era lo que ella tenía para dar y lo que la hacía sentirse plena. Hoy a sus 50 años de edad me cuenta que hubiera deseado el haberse preguntado ¿que tengo para dar al mundo? y enfocado un poco más en encontrar su PROPOSITO en la vida, pero a pesar de ello en 3 años esta planeando retirarse y aun qué su edad no es precisamente la óptima para las exposiciones por que la mayoría son jóvenes, ha hecho muchas exposiciones y ahora pinta por comisión y le va muy bien.

Así, como esta historia hay muchas y con esto no te digo que vayas y botes tu trabajo, que te lances a avismo de lo desconocido (aún que cada día es algo desconocido), pero si que te cuestiones un poco. Tal vez puedes agregar a tu vida algo que te de gozo. Vuelve a tus momentos felices, ¿qué disfrutabas hacer? ¿para qué eras bueno/a? tal vez sea bailar, pintar, correr, escribir, ¿por qué no? hacer equaciones super locas de física o matemáticas…no se, solo tu lo sabes, y si no lo sabes te recomiendo que lo recuerdes y lo traigas de regreso a tu vida. Si no te acuerdas, te invito a que cierres los ojos, respires profundo y te transportes mentalmente a ese momento de tu niñez o juventud donde eras mas feliz haciendo__________. ¿lo encontraste? Tal vez eras campeón de composición, o fuiste la ganadora del concurso de química por 3 años consecutivos, o publicaron varios de tus escritos en el periódico de la universidad, esa presentación o práctica de baile donde dejabas el corazón y sentías un enorme gozo.
Tal vez el trabajo o la ocupación que tienes te da seguridad financiera, tranquilidad, y está perfecto, pero lo cierto es que te da cero felicidad, cero plenitud y a pesar de la estabilidad económica te la pasas en el hoyo estresado por el trabajo por lo cual no disfrutas ni lo que tienes, ni a los que amas, no vives el presente, la vida se te va y tu no te paras a pensar en donde estás, ¿cómo fué que llegaste allí? o peor buscas una opción o crees que existe una salida.

descubrir-tu-talento-lo-cambia-todo.jpg
¿Y que pasaría si cambiaras tus preguntas? ¿Te imaginas?, y que tal si te ATREVES a traer a tu vida esos momentos felices, ¿te imaginas? o que tal que cambiaras lo que le preguntas a tus hijos, que muchos les decimos se lo que quieras ser pero se algo que te de mucho dinero, o se algo que seas muy exitoso y pocas veces les decimos ¿qué te gustaría ser? viéndolos desde lo que los hace feliz e impulsandolos en sus talentos…

¿Y tu que piensas? ¿Dónde te encuentras en tu vida en estos momentos? ¿Qué te preguntas, te preguntaste o te preguntaron?

Viniste a triunfar y a ser feliz. ¡No te distraigas!

Gracias por tomarte el tiempo de leerme. Si te gusta comparte, comenta, me encanta saber que piensas. Un abrazo hasta donde quiera que estés.