5 errores comunes que cometemos cuando nos fijamos metas

Creo que todos en algún momento de nuestra vida nos fijamos algún tipo de meta, ya sea para lograr una mejora en nuestra salud, nuestro físico, las finanzas, relaciones personales etc. Algunas veces las logramos alcanzar estas metas y otras veces no.

Si eres como yo, eso de otras veces no, más que las que si has alcanzado entonces esto te interesa. Y es que bueno, yo me ponía miles de metas literalmente “inalcanzables”, era como que hasta me lo estaba haciendo apropósito y esto tambien es una forma de autosabotaje. Una vez que fuí aprendiendo más acerca de este tema y poniéndo en práctica esos conocimientos y compartiendo lo aprendido ahora como coach con mis clientes fue que me di cuenta que la mayoría cometemos estos errores y ahora los quiero compartir contigo. Sobre todo ya viene un nuevo año y siempre con ello nos encanta comenzar con todo y ponernos propósitos y metas nuevas.

Así que aquí te van los errores más comunes que cometemos cuando nos fijamos metas:

1.- Ponerte la meta basado en algo que “NO” quieres en vez de algo que “SI” quieres:

 

Ejemplo:

  • Quieres bajar de peso: en vez de enfocarte en perder el peso (inconscientemente el pensar en esto te causa estres, te  molesta y causa resistencia) pon tu meta pensando en lo saludable que te gustaría estar, lo bien que te gustaría setirte, en que te gustaría tener un cuerpo en forma y lleno de energía.
  • Quieres cambiarte de carrera, oficio o trabajo: Poner la meta con el enfoque en “renunciar a mi trabajo” o “encontrar un nuevo trabajo” que la verdad no tienen nada de motivador o inspirador no te ayudará en nada, pon la meta en “encontrar una carrera o un trabajo que te permita sentirte plena, desarrollar o poner en práctica tus más grandes talentos”

Aquello en lo que te enfocas se expande, así que es importante que te enfoques en lo que si quieres, en lo que te está llamando a hacer este cambio y poner esta meta, pon atención especial en como te visualizas una vez que hayas cumplido la meta, como te sientes en ese nuevo trabajo que te llena y te motiva, en lo bien que te sientes corriendo esas 3 millas que nunca antes habías podido, lo maravillosa que te sientes llena de energía y lo bien que te sientes poniéndote esa ropa que siempre habías querido ponerte o que habías comprado y ahora puedes estrenar.

2.- Ponerte “demasiadas” metas al mismo tiempo:

Ejemplo:

Quieres radicalmente perder peso, cambiar de carrera o trabajo, mejorar tus finanzas, encontrar pareja, tener más vida social, leer un libro a la semana, ¡todo al mismo tiempo! No se tú, pero yo ya me siento abrumada solo de escribirlo.

¿Y que pasa con esto? Bueno que ponemos todas estas grandes expectativas sobre nosotros y lo que “debe” pasar, como va a pasar y vamos muy felices comenzando, tratando de llevar acabo todo esto que nos pusimos encima ¿y que pasa entonces? que terminamos abrumadas, hartas y no hacemos absolutamente ¡nada! Peor aún comienza el diálogo interno negativo de ¡yo no se para que empecé esto!, ¡yo en realidad ni quería!, ¡sabía que no iba a poder! y perpetuamos la idea de que no somos buenos para fijarnos metas o que podemos cambiar nuestra vida.

going crazy

Escoge UNA meta a la vez, especialmente si tienes una meta muy grande, una vez que comienzas a trabajar en esta meta y vas con metas pequeñas entre sí, realistas, medibles, vas a comenzar a tener sentimientos de realización, a sentirte orgullosa y comenzarás tambien a sentir un impulso enorme y poderoso que te ayudará a seguir, progresar y terminar cosiguiendo esa meta que en un principio creías inalcanzable.

3.- No poner tus metas por escrito:

escribiendo metas

Dicen que las palabras que decimos se las lleva el viento, ¿qué crees? ¡a las metas también! 

El simple ejercicio de poner nuestras  metas por escrito es increíblemente  poderoso.

Hay hechos científicos que avalan esta propuesta: El Dr. Gail Matthews, de la Universidad Dominicana de California, realizó un estudio sobre el arte y ciencia de establecer metas, en el que comprobó que las personas que dejaban plasmadas en papel sus planes y objetivos, habían conseguido en general más logros que los compañeros que no lo hacían.

El dato es preciso: La incidencia es de un 42% de quienes sí escriben por sobre quienes no escriben y solo desean.

Uno de los beneficios más importantes de esta actividad, es la de poder dar cierto nivel de organización (dentro de la imprevisibilidad de la vida misma) a lo que buscamos conseguir. La base de cualquier logro es tener en claro lo que queremos lograr.

Además, plasmar nuestras ideas en papel nos ayuda a conseguir una visión más real y tangible de nuestros sueños.

Vamos a lo práctico, ésta parte es divertida: Nos toca imaginar.

  • ¿A dónde quiero llegar?
  • ¿Qué quiero conseguir?
  • ¿Cuál es mi realidad ideal?

4.- No poner tus metas en un lugar visible:

Ok vamos a decir que ya te diste a la tarea de poner por escrito tus metas, ¡excelente! Pero ahora lo pusiste en una servilleta, en una hojita de papel y lo metes en tu agenda, en el cajón de tu escritorio, de separador en el libro que estás leyendo, en el cajón de tu mesa de noche y sabes ¿cuándo las vas a volver a ver?, ¡Yep!, ¡Nunca! O a lo mejor si, a fin de mes o a fin de año cuando te acuerdes de las metas que habías querido lograr, o cuando estés que te lleva el tren por que no te quedo el vestido para la fiesta y dices pero si me había propuesto perder este peso, ¿qué pasó?

Aquí en Estados Unidos hay un dicho que me encanta y que aplica perfectamente a esto, “Out of sight, out of mind” (Fuera de la vista, fuera de la mente). Con todas las otras cosas que pasan en nuestras agitadas vidas, nuestras actividades, tareas, es muy fácil poner nuestras metas de lado y olvidarlas si no están en un lugar visible.

Te recomiendo las pongas casi que donde las veas todos los días, en el espejo de tu baño, en tu clóset, en la puerta del refrigerador, en tu escritorio frente a ti, así tendrás un recordatorio constante, te ayudará a mantenerte enfocada, podrás tomar nota de tus avances o en lo que necesitas mejorar y ver con tus propios ojos como vas alcanzando poco a poco lo que te propones o aquello que necesitas ponerle más atención para conseguirlo.

Pupil progress

5.- No saber el verdadero ¿porqué? de esta meta:

Aveces nos proponemos grandes metas como por ejemplo, si trabajas en ventas, el alcanzar un monto alto determinado este mes o seis meses, el simplemente tener más ingresos,  subir el promedio de alguna materia en la escuela, inscribirte otra vez a la escuela,  una certificación, diplomado, maestría, etc. A competir como físicoculturista en la categoría de bikini y requiere un esfuerzo, enfoque y dedicación del cien porciento. Sin importar cual sea tu meta, es vital que sepas el verdadero porque, que te mueve a hacerlo, que motiva o te impulsa a hacer este cambio o alcanzar esta meta. Por que vamos a hablar con honestidad, habrá días que quieras comer comida chatarra, que no te quieras levantar a las 5:00 A.M. por que es la única hora que puedes hacer ejercicio, que no vas a querer salir a vender tu producto por que simplemente estás teniendo un mal día, por que las materias que estas llevando te están retando y llevando al límite y estas considerando no ir más a las clases o salirte de la escuela, es en este momento donde necesitas  saber el ¿porqué?, recordar tu proposito, cuánto lo has deseado, recuerdes tu sueño, tu meta.

motivacion

Espero estos 5 errores más comunes te sirvan de guía y como a mi te ayuden a enfocarte, impulsarte y a entender que claro que puedes conseguir tus metas siempre.

Gracias por leerme, si te gusta lo que comparto sígueme, comparte o comenta. Te mando un abrazo y mucho éxito hasta donde quiera que estés.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las afirmaciones positivas ¿Cómo practicarlas y usar el poder de tu mente?

Cada palabra pensada o dicha planta una semilla en nuestra mente y esa semilla crece Si le echamos agua todos los días eventualmente esa planta crecerá y se manifestará en nuestra realidad de manera positiva o negativa.

En lo largo de mi búsqueda por crecer y mejorar, pasado por una depresión muy fuerte post-parto me rehusé a tomar antidepresivos, mi madre los tomó y cuando esto comenzó yo comencé a perder a mi madre de la manera en la que yo la conocía, yo no quería lo mismo para mi ni para mis hijos, así que decidí buscar alternativas, opciones que me ayudaran a salir de esto, en esta búsqueda por salir de mi me encontré que el único camino posible para salir de ello era hacia mí, era echarme un clavado a mi interior y ver de dónde venía todo esto, donde necesitaba yo más atención, más cariño, más fortaleza, descubrí muchas cosas, entre ellas que mi depresión no era una simple tristeza muy grande, era una acumulación de muchas tristezas juntas, de muchas batallas perdidas que me habían dejado casi sin aliento, no estaba triste o enojada por una decisión grande que hubiera cambiado o afectado mi vida, sino muchas pequeñas que donde decidí bajar mi estándares de vida, olvide quien era y olvide mi valor, mi dignidad, todas estas pequeñas decisiones me llevaron como un torbellino a consecuencias dolorosas y de pronto estaba yo ahí, con una nueva vida, una nueva familia, una nueva oportunidad de ser feliz y yo no podía. No salí de esto sola, la verdad es que mi familia estuvo conmigo impulsándome y dándome aliento, jamás olvidare el día en que mi cuñado compartió su experiencia y me pidió al ver mi receta médica y me dijo: “por favor no te los tomes” “son altamente adictivos”. El es una persona muy enfocada en el ejercicio y me habló de los beneficios, de los químicos que tu cuerpo produce al ejercitarte y como esto ayuda a la depresión. Todo lo tomé en cuenta, quería yo de verdad salir de esto así que le pedí a mi doctor tiempo, me dio 6 semanas, tenía que volver en seis semanas y comenzar el tratamiento. En estas seis semanas le pedí a mi esposo que por favor me ayudara a salir a caminar, que caminara conmigo, que aun que yo no quisiera me tuviera paciencia y ayudara a salir, así lo hizo. Salí a caminar y al principio era como un carga, yo solo quería estar encerrada, casi que dormida, aunque sabía perfectamente que un ser pequeñito dependía de mi y lo cuidaba no podía a veces cuidarme a mí misma, pero seguí, el caminar en la naturaleza comenzó a hacer maravillas, los cuidados de mi esposo, mi hermana, mi cuñado, mi hijo me comenzaron a hacer mas fuerte, un día decidí llenar mi casa de afirmaciones positivas que me recordaran lo hermoso de la vida, lo que mas me gustaba, la gratitud, la belleza, que me dijeran cual valiosa era yo. Las colgué y las pegué por todos lados, en el espejo de mi baño, en el cuarto, en el refrigerador, en mi carro, en mi bolsa, teléfono, literal, en todos lados. Me veía al espejo y las comenzaba a repetir, creo que lo más difícil fue comenzar a verme al espejo y enfrentarme a mi misma, decirme cosas lindas, creerlas, comencé un dialogo interno positivo, por que creo que por mucho tiempo la culpa y la negatividad era mi dialogo favorito, me comencé a perdonar y a comprometer a cuidar mas de mi misma, mis sentimientos, hacía compromisos cortos, de un día y así seguí. Fue haciendo afirmaciones positivas que sin querer un día llega a mi vida un libro de Louis Hay, entrando a una librería estaba ahí, me tropecé al entrar con el carrito del bebé y estos libros, hoy recordando me doy cuenta de que estaba yo atrayendo lo que necesitaba y estaba yo vibrando en esa sintonía.

Te cuento un poco de Louis Hay. Ella fue una escritora que vivió el poder de las afirmaciones positivas, ella se enfocó en como curar nuestro cuerpo por medio de las afirmaciones. Louis tuvo una vida muy dura, ella cuenta que a los 5 años fue violada por un vecino y su madre se casa con un hombre que la golpeaba constantemente, ella era testigo constantemente de todo este abuso, así que decide a los 16 años irse de su casa, pero también a los 16 se convierte en madre y siendo tan joven da a su bebé en adopción. Después ella busca trabajo en el modelaje y se convierte en una modelo exitosa, se casa con un hombre inglés y en 1977 es diagnosticada con cáncer cervicouterino. Ella se reúsa al tratamiento médico convencional y recibir quimioterapias y decide utilizar un método alternativo que incluía meditación, terapia psicológica, nutrición, reflexología y comienza a poner en práctica su concepto de que por medio de las afirmaciones tenemos el poder de sanar nuestro cuerpo y cambiar nuestras vidas.

Ella cuenta en algunas de sus entrevistas que logró vencer al cáncer y que realmente su doctor no podía estar ahí para confirmarlo porque ella le sobrevivió, el murió antes que ella. Louis se dedicó a aprender más acerca del poder de nuestra mente y cambio la vida de cientos de personas el mundo, dio talleres y escribió por lo menos 12 libros.

Algunos de ellos son:

Tu puedes sanar tu vida.

Sana tu cuerpo. Las causas mentales de la enfermedad física y la forma metafísica de curarlas.

El poder del espejo.

louise-l-hay-afirmaciones-810x524.jpg

Es importante saber que el preciso momento en que comenzamos a tener algún pensamiento viene acompañado de una emoción, siempre no importa lo que pesemos. Así que te puedes imaginar si tienes este diálogo interno constante negativo contigo misma/o, si tienes esta programación errónea de tantos años que te pasaron tal vez tus figuras de autoridad, estos sean tus padres, abuelos, la escuela, la iglesia, la persona que sea que tu ves o veías como autoridad. Y bueno esto no es para echarle la culpa a nadie por esto que llevamos cargando y repitiendo por que no olvidemos que las personas que nos educaron también han sido victimas de victimas y ellos dentro de su capacidad hacían lo que mejor sabían cómo podían. Pero si tu descubres este diálogo interno negativo, subestimándote constantemente con lo que te dices, si no te proteges cuando otros tratan de humillarte, este sentimiento de no merecer, de que tu no puedes sanar o no puedes tener la vida que anhelas estarás regando esta planta negativa como hablábamos al principio y esta terminará por crecer y crecer y manifestarse en tu realidad.

De igual manera en el momento en el que nosotros comenzamos a hacer las afirmaciones positivas comenzamos a crear sentimientos con estos pensamientos, este cambio de pensamiento traerá por consecuencia un cambio en tus emociones, en tus sentimientos y esto es lo que queremos, reprogramar la mente y la emoción. Te darás cuenta de que hay algunas afirmaciones que tendrán un poco más de sentido para ti que otras, sentirás algunas veces que te retan, porque están retando a una programación de mucho tiempo, a todo lo que hasta hoy has creído. Estas tocarán ciertas fibras y otras simplemente no. Cada uno de nosotros tiene su propia historia, su propia programación. Tal vez creciste oyendo afirmaciones negativas o creencias erróneas acerca del dinero, afirmaciones como:

“El dinero es la raíz de todo mal”

“El dinero corrompe a la gente”

“El dinero es la perdición”

“Si tienes dinero no eres espiritual”

“Tener dinero te aleja de la felicidad”

“El dinero es difícil de conseguir”

Y podemos seguirle por que hay cientos de creencias limitantes acerca de la abundancia y el dinero. Te pregunto: ¿Y con toda esta programación y creencia negativa cómo queremos atraer el dinero? ¿Cómo poder atraer la abundancia? Si en el preciso momento que empiezas a recibir más, a tener acceso a algo mejor comienza la culpa y el diálogo negativo interno. Crea en nosotros crisis, ansiedad, etc. La clave aquí es reprogramarnos y sacar estas memorias que no nos permiten avanzar, que son obsoletas y reemplazarlas por nuevas creencias que nos ayuden llamar y recibir abundancia.

Como estas creencias acerca del dinero hay muchas más acerca de nuestro valor, quienes somos, de cómo nos dijeron “debemos ser” para ser amados, para ser aceptados y estas palabras se van quedando en nuestras memorias más inconscientes y salen muchas veces a sabotear nuestra felicidad.

Alguna vez escuchaste:

“Si haces ____ no te voy a querer” 

“El éxito es solo para la gente bonita, tu ponte a estudiar”

“Si no haces lo que te piden, nadie te va a querer”

“Si no sabes hacer de comer nadie se va a querer casar contigo”

 “Deja de pedir y quejarte, ningún hombre te va a querer”

“Las mujeres solo buscan tu dinero”

 “Todos los hombres son iguales”

“No se puede confiar en nadie”

 “El amor es malo”

 “El sexo es malo”

“Calladita te ves más bonita”

“Los hombres no lloran”

“Eso es de hombres”

“Un hombre no puede mostrar debilidad”

 “Si fueras inteligente te hubieras casado con alguien de dinero” y otra vez podemos seguir y seguir.

Una de mis preferidas, “si eres exitoso/a la gente te odiara”, lo cierto es que hay gente que te va a amar u odiar seas exitoso o no y si hay algunos que te odien por alcanzar el éxito entonces es problema de ellos, no tuyo.

Y así vamos por la vida repitiendo esto que escuchamos como loros o pericos, viviendo nuestra vida y formando nuestro futuro en base a estas creencias que fueron pasadas a nosotros. Lo peor es que nosotros también por no saber todo esto las vamos pasando a nuestros hijos, familia, amigos, a todos los que tocamos con nuestras palabras. Y como ya lo habíamos mencionado esto no es para asignar culpas y ver quien nos programó así, eso ya no lo podemos cambiar, pero si podemos tomar responsabilidad y decir ¡hasta aquí! Hoy yo quiero cambiar esto. Se dice que aquello que no se conoce tiende a repetirse”. Cuando echamos un clavado a nuestro interior y nos comenzamos a conocer mejor, cuando dejamos de culpar al mundo y nos ponemos un espejo enfrente, observamos como actuamos, lo que decimos, quienes somos, lo que sentimos, nos vemos con ojos de compasión, de perdón, de esperanza y nos damos la oportunidad de con responsabilidad cambiar nuestro interior, nuestro entorno y nuestra vida comienza a cambiar de una manera increíble. Somos y atraemos todo lo que pensamos.

tc3ba-lo-pensaste.jpg

Las afirmaciones positivas, el poder de la visualización creativa, el poder de la atracción no son falacias de gente motivadora que no tiene mas que hacer que decirte que tienes el poder de transformar tu mente y cambiar tu vida, no, existen estudios científicos como los que realizaba el doctor El Dr. Charles Garfield, investigador de la NASA y presidente del Instituto de Ciencia en Berkeley, California, habla sobre el asombroso experimento realizado por científicos deportivos soviéticos, sus estudios mostraron como el poder de la mente es tan grande que produce cambios instantáneos en la bioquímica del cuerpo, como por ejemplo los estudios que se hicieron en atletas olímpicos donde se les conectaba a neurotransmisores y se les pedía que hicieran su entrenamiento mentalmente, cada ejercicio, que pensaran y sintieran su entrenamiento estando acostados. Los científicos encontraron que las conexiones neuronales y las partes del cerebro correspondientes a cada movimiento de los músculos se encendían, el pulso del corazón se elevaba y entregaban resultados como si estuvieran entrenando de manera física en ese momento. También se ha pedido a los atletas que practiquen la visualización creativa en este ejercicio ellos imaginaban la carrera y que ellos llegaban a la meta y ganaban. Cuando muchos de ellos ganaron, les preguntaron que experiencia habían tenido, ellos contestaron que fue tal y como lo habían imaginado. Los mismos colores, el mismo olor, la temperatura, etc.

Esta visualización creativa la utilizamos al hacer las afirmaciones positivas, ya que estamos viviendo y sintiendo eso que queremos alcanzar. No lo dudes, el poder de tu mente puede hacer cosas inimaginables.

Muchas veces sucede que cuando estamos planeando cambiar nuestra mente con afirmaciones positivas, terapia psicológica o integrando nuevas creencias hay algo en nosotros que se resiste y como no vemos cambios inmediatos simplemente nos damos por vencidos y regresamos a nuestras viejas creencias, porque “más vale malo por conocido”. Aquí es donde viene el reto, porque estamos más apegados a nuestras ideas que a nuestra vida misma. Nos sentimos casi amenazados cuando alguien nos reta a cambiar nuestra manera de pensar, sentimos que quieren cambiar nuestra identidad y sin ella no somos nada, bueno hay hasta personas que son capaces de morir por sus ideas. Así que, si sientes que esto te pasa, trata de no resistirte, no te des por vencido/a, no pierdas la esperanza y sigue intentándolo.

Las afirmaciones positivas es uno de los actos mas grandes de amor hacia ti mismo/a, por un momento estas solo contigo, regalándote tiempo, la atención que necesitas, enfocándote en mejorar, en darte valor, amor, creyendo en ti y en tus ganas de ser mejor y alcanzar una vida más plena.

El poder de las afirmaciones y la visualización creativa te puede ayudar a acercarte mas a tus metas, a sentirte bien y ver la vida de manera mas positiva, aumentar el gozo y minimizar el sufrimiento y la culpa.

Lo mas recomendado para hacer las afirmaciones o visualización creativa es:

  1. Hacer las afirmaciones positivas a primera hora de la mañana o en la noche antes de dormir, cuando estas mas relajado/a. Se dice que el poder de la autosugestión es más efectivo cuando nuestra mente esta en un nivel “alfa”, eso es cuando te acabas de despertar o cuando estás a punto de dormir, cuando vas de estado “beta” cuando estamos más despiertos a un nivel más tranquilo y relajado.
  2. Al pensar y decir tus afirmaciones ponles color, comienza a verlas como si fuera una película, si alguna afirmación está curando una creencia que duele, está bien, déjala que duela, siéntela, sé que no queremos sentir cosas que nos duelen, pero es importante traerla para poder transformarla, si necesitas golpear una almohada, apretarla, hazlo, procura no quedarte en este sentimiento de dolor por mucho tiempo, un minuto es más que suficiente.
  3. Ahora piensa que tienes un borrador gigante, si, así mismo, toma el borrador y comienza a borrar esta imagen, este recuerdo, este sentimiento, bórralo todo, si estás imaginándola como una película hora apaga la pantalla totalmente, que se vaya la imagen por completo.
  4. Ahora vuelve a prender tu pantalla, vuelve a ver todo solo ahora con nuevos colores, nuevos olores, repite la afirmación o aquello que quieres alcanzar, esa meta, enfócate en sentir gusto, gozo, trae a tu mente sentimientos de amor, de esperanza, de abundancia, de éxito. Si es éxito lo que quieres atraer, siéntelo, como quiera que pienses que se siente el éxito, se dice que esto es más efectivo si traes a tu mente, a tu imagen a terceras personas que son importantes para ti. Imagínate obteniendo este éxito tal vez de la mano de tu pareja, de tu madre, te tu mejor amigo/amiga, si estás pensando en sanar ese dolor de espalda que no te deja, imagina que estás sano, feliz, sin dolor, tal vez imagínate jugando con tu hijo, lo estas cargando sobre tu espalda, te sientes tan bien, tan feliz y el también, o tal vez practicando aquel deporte que te gusta con tus amigas o amigos, perfectamente sano, sana, disfrutando de la vida.

Una vez que termines de vivirlo, sentirlo, toda la experiencia con colores, olores, sabores, hora abre los ojos y quédate con esta sensación de felicidad, gratitud y gozo. Una vez que sientas esto sabes que este sentimiento de felicidad, salud, éxito y plenitud es tuyo y puedes regresar a el cuando tu así lo decidas. Puedes regresar a esta emoción a cualquier hora del día y repetirla cuantas veces sea necesario.

Siempre digo que una vez que comienzas el camino del autoconocimiento y crecimiento no hay vuelta atrás, hoy sabes que puedes hacer algo por ti, por tu mente, por tus emociones y tu vida. ¡El poder de tu mente es extraordinario! ¡Úsalo!

Gracias por tomarte el tiempo de leerme, si te gusto házmelo saber, si no también, me encanta saber tu opinión o tus experiencias. Te mando un abrazo a donde quiera que estés.